Rwanda, 1998

Lo malo, o lo bueno, de tener un archivo es que te das cuenta de manera despiadada de lo mayor que te estás haciendo. Las fotos quedan ahí, congeladas, encerrando unas vidas de las que no has vuelto a saber nada más y de las que, quizás, jamás vuelvas a saber.

 

 

Anuncios

Monumento a los caídos

Nadala 2017  Dos fortificaciones en la playa de la Pixerota en Montroig del Camp.

Durante la Guerra Civil, el ejército republicano construyó un sistema defensivo costero que, aún hoy, perdura entre arenales y acantilados de la costa catalana. Al final, la invasión de las tropas fascistas se produjo tierra adentro, vadeando ríos, trepando serraladas y derramado sangre. Hoy, las ruinas de estos monumentos inservibles en su momento, nos recuerdan que todavía hay millares de restos de soldados perdidos, que no olvidados, en las cunetas. Estos monumentos de hormigón nos los recuerdan en ausencia de sus tumbas.

Golondrinas

6N1A1954

Hoy han bajado mucho las temperaturas, al menos 15 grados, llueve y hace un molesto viento en Delta del Ebro. Las golondrinas, en su viaje hacia el África Subsahariana, hacen una pausa para alimentarse y descansar. Agotadas, muchas vienen del norte de Europa, se posan en el asfalto más cálido para calentarse. Algunas no sobrevivirán a este día duro y mañana las veremos como manchas oscuras aplastadas sobre la carretera.

Multiverso

6n1a6481

El Multiverso es una construcción teórica que viene a decir algo así como que más allá de nuestro universo observable hay mas universos. Mas o menos lo que nos pasa cuando miramos el horizonte en el que solo vemos una fina linea que separa el cielo del mar. O solo vemos lo que la naturaleza nos deja ver.

La diosa de la sabiduría.

Cuando voy al Delta de l’Ebre a fotografiar aves lo último que espero encontrarme es una lechuza (Tytus alba) a pleno día, cazando y cerniéndose como un cernícalo sobre las salicornias junto a la playa. Cada vez que vuelvo al Delta me traigo algo conmigo, en esta ocasión vuelvo con toda la sabiduría que transmite el vuelo de esta preciosidad.

La Isla

larga

Yo nací en una isla. De ahí mi necesidad, casi compulsiva, de tocar el mar cuando hace días que no lo hago. Y he encontrado una isla minúscula en el Mediterráneo, un trozo de tierra sin asfalto, ni apartamentos, ni hoteles. Tan pequeña que no merece ser visitada por turistas enganchados a un móvil para colocarle un hashtag. Sólo viven tres cangrejos, unas lapas, algunas anémonas, es visitada con cierta asiduidad por una medusa en verano y una gaviota en invierno. Está cerca de donde vivo, en la Platja Llarga de Tarragona, rodeada de todo un mundo que la quiere conquistar.